¿ Cuáles son las fases de mi cultivo de marihuana?

El proceso de desarrollo de las plantas de marihuana comprende diferentes fases. Con independencia de la variedad, sea de interior o exterior, cada una de ellas es determinante para el correcto crecimiento de estas y en consecuencia del resultado final.

Si te has iniciado en el cultivo de hierba debes conocer diferentes fases de desarrollo de tus plantas de marihuana en tu cultivo de hierba indoor o exterior.

Cada fase de crecimiento de la marihuana conlleva un desarrollo diferente. Debes controlar los parámetros más importantes de tu cultivo que exigirán una alimentación, unos periodos de luz y unos cuidados muy concretos.

Debéis tener en cuenta que cada variedad de semillas es distinta y que por tanto conllevará unos tiempos diferentes para cada período.

                 

En el Grow Shop del Gnomo Vapeador te ayudaremos a resolver todas tus dudas y encontrarás todo el material necesario para tu cultivo indoor al mejor precio.

Consejos cultivo indoor

Las fases de crecimiento de la marihuana son, principalmente, tres: germinación, crecimiento y floración.

Sin embargo, el proceso completo del ciclo, desde que germinamos hasta que cosechamos se pueden contemplar hasta 6 fases,

[FASES DE TU CULTIVO DE MARIHUANA]

GERMINACIÓN

Digamos que este es el proceso pre-natal. Para empezar, deberemos elegir las mejores semillas, que procedan de bancos de calidad. En esta fase daremos los primeros pasos y será una de las más importantes ya que asentaremos las bases de uestro cultivo. Un mal proceso de germinación debilitará nuestras plantas afectando a todo el desarrollo posterior. Las condiciones óptimas para geminar tus semillas serían las siguientes:

  • Fuerte humedad (80/100%)
  • Temperatura media (20/24ºC)
  • Un poco de oxígeno

Evita las prisas y asegúrate de que las condiciones son las óptimas ya que si falla algunos los parámetros, las semillas se encuentran en el punto de temperatura y humedad adecuado.

CRECIMIENTO

La fase de crecimiento de la planta es aquella que va desde la germinación de tus semillas hasta la fase de floración.

Al igual que sucede con la fase de germinación, la fase de crecimiento es determinante en el futuro proceso de floración.

Si bien a esta etapa en muchas ocasiones no se le da la importancia que tiene, muchas veces provocado por la ansiedad de que tus plantas empiecen a producir los tan deseados cogollos.

La etapa de crecimiento determinará el tamaño final de tus plantas, el grosor y la vigorosidad de su estructura y su capacidad de alimentación.

Para que tus plantas crezcan correctamente es importante aplicar estimuladores de raíz y abonos ricos en nitrógeno.

PREFLORACIÓN

Durante esta fase comenzarán a apreciarse los primeros “pelillos”, donde con posterioridad empezarán a crecer los cogollos.

Durante la fase de prefloración ayudaremos a la planta forzando la aparición de un mayor número de estos estos mediante el uso de estimuladores. los cuales deberemos comenzar a aplicar en cuanto cambiemos el fotoperíodo y veamos aparecer los primeros “pelillos”.

A mayor número de pelillos que saque nuestra planta, mayor número de cogollos obtendremos.

FLORACIÓN

La fase de floración comienza cuando han aparecido todos los pelos y los primeros cogollos comienzan a aflorar.

Una vez cambiemos el fotoperiodo, tardará en torno a dos semanas hasta que podamos apreciar los primeros cogollos.

En ese punto ya no podremos forzar la aparición de más pelos. A partir de aquí nos centraremos en la calidad de los cogollos, para que salgan grandes, duros y compactos.

Durante esta fase deberemos utilizar nuestra base de floración y algún complemento si es que lo deseamos, según la marca de fertilizantes que utilicemos podemos encontrar complementos totalmente diferentes.

Los más utilizados suelen ser las enzimas. Estos incrementan los procesos internos de las plantas convirtiendo las raíces muertas en azúcares, uno de los alimentos más necesarios para la siguiente fase.

FASE DE ENGORDE

La fase de engorde comienza una vez que los cogollos están cerrados. Durante este período buscaremos lo siguiente:

Aumentar el tamaño ayudando a incrementar el número de paredes celulares mediante el uso de los famoso abonos PK (fosforo y potasio) El más famoso es el abono PK 13-14 el cual aplicaremos desde el principio de la floración e iremos incrementado de forma progresiva.

Además, incrementaremos la cantidad de resina de nuestros cogollos mediante el aumento de los azúcares, ya sea a través de productos de marca u otras alternativas caseras.

LAVADO DE RAÍCES

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el lavado de raíces nos ayudará a que el resultado final de nuestra cosecha mejorare considerablemente.

Con el lavado de raíces eliminaremos todos los restos, sales o impurezas acumulados en las raíces de nuestras plantas al tiempo que ayudamos a nuestras plantas a consumir los nutrientes que aún tiene en la planta.

Si bien es cierto, que hay que tener mucho cuidado con el momento en el que lo llevemos a cabo. Si lo hacemos muy pronto puede dañar la salud de nuestra planta.  Y si lo hacemos muy tarde apenas se notará su efecto.

Lo más recomendado es llevarlo a las dos semanas antes de realizar la cosecha.

Y hasta aquí nuestro artículo sobre el ciclo de desarrollo  de las plantas de marihuana. Esperamos que os haya ayudado, y como siempre, os invitamos que vengáis a conocernos en nuestro Grow Shop en Madrid o que nos consultéis vuestras dudas a través de nuestro teléfono, Facebook o formulario web.

¡Hasta la próxima!