Cómo elegir las mejores semillas de marihuana

A lo largo de esta entrada de nuestro blog os explicaremos que detalles tenéis que observar para saber si una semilla  de marihuana es de calidad y está lista para ser germinada.

Ya sea porque las hayáis producido vosotros o las compréis, es necesario conocer ciertas detalles que debes observar y que te ayudarán  la hora de elegir una semilla para germinar.

Una vez que tenéis todo vuestro equipo listo y tenéis claro los elementos más importantes que debes controlar en tu cultivo llega el momento de elegir las semillas.

Como habéis visto, un cultivo de interior conlleva una inversión y trabajo. Es importante que la base de vuestro cultivo sea la adecuada. Por tanto, elegir una buena semilla de marihuana será determinante en el resultado final.

Distinguir entre una buena simiente y otra mala condicionará  tu cultivo de cannabis.

La forma y el color son importantes a la hora de elegir las semillas. El asesoramiento y las garantías que te ofrezca un profesional de este sector serán determinantes en el éxito de tu cultivo.

¿Cómo saber si una semilla de marihuana es de calidad?

La genética, el estado de la semilla, su maduración, el tamaño o su color son aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas.

Una opción es disponer de tu propio almacén o banco de semillas. Como os explicamos en nuestro artículo sobre las diferencias entre las plantas de marihuana macho y hembra, necesitareis una de cada para que se produzca la fecundación.

La opción más cómoda y que mejores garantías de calidad ofrece es comprarlas en un sitio especializado. ¡¡Descubre en el Gnomo Vapeador nuestro amplio catálogo de semillas de las mejores marcas y variedades !!

Además puedes consultarnos tus dudas a través de nuestro Facebook o  visitarnos a la Calle de Alcalá, 242.

Cómo reconocer una buena semilla de marihuana

El color de una semilla de marihuana de calidad madurada tendrá, por norma general, un tono marrón oscuro en su mayor parte. También se podrán ver huellas de maduración en forma de pequeñas manchas o rayas en un color algo más claro u oscuro.

Las semillas de marihuana suelen tardar  dos o tres meses en alcanzar su punto de maduración óptimo.

Incluso hay expertos que aseguran que una semilla de color marrón clara también es apta para la germinación, ya que es mucho más rápida en su desarrollo durante los primeros días.

Las semillas de marihuana que no han madurado están cubiertas por una capa de celulosa que las protege de color verde y blanco. Con la maduración esa capa se cae mostrando el color verde de la semilla de marihuana sin madurar.

La consistencia de la semilla de marihuana debe ser dura. Para comprobarlo debemos apretar suavemente la semilla con dos dedos. Si la semilla está blanda querrá decir que debe seguir madurando hasta que adquiera mayor dureza.

La forma o apariencia de la semilla de marihuana debe de ser redondeada. El tamaño de la semilla dependerá de la variedad. Aproximadamente viene a medir unos 2 o 3cm. Para que os hagáis una idea sería como el tamaño de una cabeza de cerilla.

El tamaño de la semilla no afecta a su calidad siempre que el resto de las características sean buenas.

La genética es determinante en la calidad del resultado. Influirá en todo el desarrollo de la planta, así como en las características de la misma.

Al igual ocurre con el secado. Aunque es la última fase no por ello es menos importante. Más bien todo lo contrario, ya que durante este período se producirá la maduración de las semillas y si no se realiza correctamente puede dar al traste con todo el trabajo y esfuerzo que llevas hasta el momento.

Adquirir las semillas en tu grow shop online o en tu tienda especializada te garantizará la una buena genética y un óptimo secado de las semillas que vas a plantar.