Elementos básicos que debes controlar en tu cultivo de interior

Ya sea por cuestiones de clima, discreción, satisfacción personal, ahorro… los motivos para montar tu cultivo de interior o indoor son muchos. Cada vez son más las personas que deciden iniciarse en este fascinante mundo. A lo largo de este artículo os explicaremos cuáles son algunos de los aspectos más importantes que debéis tener en cuenta para montar vuestro cultivo de interior.

No queremos profundizar en exceso en ninguno de ellos. La idea de este artículo es que os quedéis con una visión global de los aspectos más importantes que debéis de controlar y tener en cuenta cuando montas un cultivo de indoor.

Si tienes cualquier duda, consúltanos a través de nuestro Facebook o puedes visitar nuestra tienda de grow shop online especializada en la venta y asesoramiento de material para el cultivo de marihuana. También puedes visitarnos en la calle Calle de Alcalá, 242.

En nuestro catálogo encontrarás todo tipo  de artículos para el cultivo de hierba en interior para montar tu espacio. de cultivo. ¡No esperes más! Te asesoraremos y daremos  los trucos para que tu cultivo sea todo un éxito!

“Algunos de mis mejores momentos los he pasado en el porche de atrás de mi casa, fumando cáñamo y mirando el horizonte.” (Thomas Jefferson)

 

Como cultivar en interior

¿Qué debo tener en cuenta en mi cultivo de interior?

Cultivar marihuana de interior implica crear un microclima en el que se desarrollará todo el proceso. Esas condiciones vienen marcadas por elementos tales como la temperatura, el grado de humedad o la ventilación.

Cada fase del proceso necesitará de unas condiciones óptimas de desarrollo. ¡Vamos, que esto no consiste en plantar una semilla y sentarse a esperar!

Debéis de crear un espacio armónico, equilibrado y bien acondicionado,  donde podáis controlar todos los parámetros de vuestro cultivo indoor. Empieza con pocos elementos, los necesarios e imprescindibles. Poco a poco irás avanzando hacía aspectos más complejas.

Espacio de cultivo

El primer aspecto que debemos tener en cuenta y el más importante es donde vamos a cultivar. Los armarios de cultivo permiten controlar mejor el proceso. El espacio está más acotado además de ganar en discreción.  Otra ventaja es la amplia variedad de tamaños que puedes encontrar  permitiendo ajustar el mismo a tu espacio de cultivo.

Elección de las semillas y el sustrato

Uno de los aspectos importantes será elegir la variedad que queremos, para ello es importante conocer las diferencias entre las variedades indica y sativa. Además deberás elegir si las quieres feminizadas, de autofloración…

Por otro lado hay que elegir el sustrato en el que llevaremos acabo nuestra plantación de hierba indoor. Tenéis muchos medios de cultivo a vuestra disposición, desde tierra, fibra de coco hasta sistemas hidropónicos, Nuestro consejo es que empieces en tierra con alguna variedad de semilla que no sea muy exigente.

Iluminación del cultivo

Sin duda alguna, la iluminación del espacio de cultivo interior es un elemento crucial si queremos obtener unos  buenos resultados. El tipo de luz y su potencia son claves en el proceso. Tener en cuenta que el fotoperíodo irá variando a medida que la planta vaya creciendo y pasando por sus distintas fases.

  • Con lámparas de sodio de 600 watios los focos se situarán a 50/60 cms de las plantas.
  • Con lámparas de sodio de 400 watios los focos se situarán a 35/40 cms de las plantas.

La altura de las luces deberá regularse conforme la planta vaya creciendo, manteniendo siempre la misma distancia con las puntas de las plantas.

Iluminación cultivo de interior

Existen otros muchos tipos de lámparas de cultivo: CFL, equipos LED, bombillas HPS y HM, fluorescentes o los nuevos equipos CMH.

  • Durante el periodo de crecimiento las plantas de marihuana necesitan 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad. Esta fase debe prolongarse durante dos semanas o hasta que las plantas midan aproximadamente 25 cm. Para esta fase suelen usarse bombillas CFL, fluorescentes, LEDs o equipos de halogenuros metálicos (HM).
  • Durante  el período de floración las plantas de marihuana necesitan 12 horas de luz y 12 h de oscuridad (es muy importante que sea oscuridad absoluta) Normalmente, se usan lámparas de vapor de sodio (HPS), kits de iluminación LEC CMH o LEDs Estos últimos especialmente en verano, ya que generan mucho menos calor que los dos primeros.

Ventilación de las plantas de marihuana

Una vez tenemos nuestro armario y la ventilación nos toca abordar otro aspecto fundamental. Adquirir un sistema de ventilación y renovación de aire. Esto nos permitirá renovar el aire dentro del armario ayudando a renovar y extraer el aire viciado. Además, el extractor nos permite instalar un filtro de carbono reduciendo el intenso olor de las plantas de cannabis.

Durante los períodos de luz el extractor estará todo el rato encendido. En los períodos de oscuridad será suficiente con 15 minutos a la hora aumentando 15 minutos más en la fase de floración.

Factores como la humedad o la temperatura también condicionarán el tiempo que debe estar en funcionamiento el extractor.

Otro aspecto dentro la ventilación además del extractor es el ventilador. Con este, removeremos el aire dentro del armario de cultivo evitando la formación de bolsas de aire caliente o frío. Además, ayudaremos a reforzar los tallos de las plantas.

Temperatura cultivo interior

Temperatura y humedad en el armario

Como ya hemos visto, la temperatura y humedad son valores que deben mantenerse lo más estable posible para el correcto desarrollo de las plantas. La temperatura y la humedad deben de ser, en la medida de los posible, controlados  a a diario evitando fluctuaciones muy acentuadas.

La temperatura ideal en el cultivo se sitúa ente los 20ºC y 28ºC. Los límites que no deben de superarse son los 31ºC de temperatura máxima, ni bajar de los 17ºC de temperatura mínima.

La humedad relativa del aire o higrometría no debe bajar del 30% ni superar el 75% de máxima. La higrometría ideal seria de entre el 40 y el 60 %.  Mediante el uso de un termohigrómetro conseguiremos controlar en todo momento el ambiente de nuestro cultivo.

Si es necesario pueden instalarse otros elementos como deshumificadores, humidificadores que ayuden a conseguir el equilibrio y un ambiente idóneo.

Riego y abonado de la marihuana

El abono de la plantación de marihuana se realizará aportando  nutrientes tales como el nitrógeno, potasio ó fósforo entre otros. Son otro elemento de vital importancia para el correcto desarrollo y la buena salud de tus plantas. Debes ser muy riguroso con las cantidades. Tanto un exceso como un defecto de algún nutriente básico tendrá una mayor o menor repercusión en su desarrollo y consecuentemente en el resultado final.

La alimentación que recibirán plantas cambiará en función de la fase en la que se encuentre tu cultivo.

El abono de las plantas se realizará generalmente durante el riego. Durante este proceso es importante tener en cuneta un aspecto que se le pasa a mucha gente: la temperatura. Tanto si regamos nuestras plantas con agua excesivamente caliente como fría, esta responde de forma negativa. Lo mejor es regar nuestras plantas con el agua y los nutrientes a temperatura ambiente, a ser posible entre los 21º/22º grados.

Si dejas el agua de grifo en un recipiente abierto durante 24 horas, conseguirás que evapore todo el cloro.

Tratamientos fitosanitarios para el cannabis

Las plantas de Marihuana no están exentas del riesgo de sufrir alguna plaga. Aunque la prevención y la higiene son claves para evitarlas, el uso de productos fitosanitarios ayudarán a reducirlos significativamente.

Estos deben de usarse de manera responsable para que sean eficaces y para no excedernos. Puedes encontrar productos elaborados con elementos naturales ó químicos para evitar estas plagas.

Luz, humedad, temperatura, ventilación… como podéis ver no son un número excesivo de elementos los que debemos tener en cuenta. Hay que intentar ser todo lo riguroso posible con los tiempos y las dosis de cada uno de ellos.

En nuestro growshop online encontrarás todo el material necesario. Además, te asesoramos en la compra un buen kit de inicio para cultivar hierba indoor evitando tener demasiados elementos. Al no tener experiencia te complicarán más las cosas. Con el tiempo te convertirás en un experto en la materia!